Información 661 88 94 18 - 912 878 564

Blog

Autoexploración mamaria, ¿qué buscamos y cómo lo hago?

Noticias

Autoexploración mamaria, ¿qué buscamos y cómo lo hago?

La autoexploración mamaria no sustituye a la mamografía como principal método de diagnóstico precoz, pero es una herramienta muy útil y sencilla que puede ayudarnos en la detección del cáncer en estadios tempranos.

¿Qué buscamos?

Lo principal en la autoexploración es familiarizarnos con nuestras mamas, para que de esta manera sea más fácil observar alguna anomalía.

Buscamos cualquier bulto, cambio o alteración, pero que éstos aparezcan no es indicativo de padecer un cáncer. Hay un montón de patologías benignas que pueden presentar estas características. No obstante, ante cualquier sospecha, debemos acudir a nuestro médico de cabecera y/o ginecólogo/a.

¿Cómo lo hago?

1ª fase: De pie

  • Comenzaremos la autoexploración frente a un espejo, en una posición relajada, con las manos apoyadas en las caderas.
  • Observaremos el tamaño, forma y color de nuestros pechos. Prestaremos una atención especial a la presencia de deformaciones, rojeces, hoyuelos, arrugas, cambios en el pezón o incluso emisión de secreciones a través del mismo.
  • Después, levantaremos los brazos y colocaremos las manos detrás de la cabeza. Realizaremos el mismo procedimiento de observación que antes y comprobaremos si existe alguna diferencia.

2ª fase: Tumbada

  • Nos tumbaremos en la cama, en una posición cómoda. Vamos a realizar la exploración con la mano contraria al pecho. El brazo del mismo lado lo colocaremos detrás de la cabeza.
  • Vamos a ejercer una presión firme y un ritmo lento con las yemas de los dedos.
  • Lo importante es seguir un patrón, para no dejar ninguna zona sin explorar. Podemos empezar por el pezón y hacer pequeños círculos del tamaño de una moneda. Poco a poco abriremos ese círculo para ir haciendo una espiral hacia fuera hasta cubrir todo el pecho. Otra opción en hacer líneas verticales, de arriba a abajo y viceversa.
  • No debemos olvidar llegar hasta la clavícula, el esternón y la axila.
  • Para terminar, pellizcaremos con suavidad el pezón, para comprobar la presencia de algún liquido anormal.

3ª fase: De pie de nuevo

  • En esta ocasión vamos a realizar los mismos movimientos de autoexploración que realizamos estando tumbadas, pero de pie o sentadas. Lo importante es estar relajada y explorar el pecho en su totalidad sin olvidarnos de axila, clavícula y esternón.

Muchas mujeres aprovechan el momento de la ducha para realizar este paso, pues la piel húmeda y resbaladiza facilita la tarea.

Incorpora a tu vida diaria la autoexploración mamaria. La prevención y el diagnostico precoz son nuestros mejores aliados.

Alicia Martín
Fisioterapeuta ONCARE

Pide cita

  1. Pide cita llamando al
    661 88 94 18 - 912 878 564.
  2. Nuestros profesionales te asistirán en tu consulta y realizarán una valoración clínica.
  3. Te aconsejaremos sobre nuestros programas y planes.